¿Qué son los tropos y por qué no son tan malos como los pintan?

CARLOS GARIA.

Si eres un aficionado a los libros de un género en específico es más que probable que hayas detectado cierta fórmula que se repite en varios de los libros que hayas leído. Uno de los casos más evidentes es probablemente el género de las novelas de fantasía, en el cuál es bastante habitual que sus protagonistas sean personajes que son los Elegidos, o que casualmente resultan ser los Hederos de un Reino; o donde también el protagonista suele tener un mentor que le enseña todo lo que sabe.

Seguro que te han venido a la cabeza más de una historia con esta fórmula, ¿a que sí? es una fórmula muy extendida, y por esto tienen un nombre: tropos literarios. Y los escritores luchan muchas veces por evitar estos clichés literarios, pero, ¿por qué?

  • ¿Son los tropos enemigos de la literatura?

Muchos escritores tratan a toda costa de evitar cualquier tipo de tropo del género literario al que pertenece o va a pertenecer su obra. Una intención que busca alejarse de caer en los típicos clichés del género y de ese modo ofrecer algo nuevo y fresco que llame la atención del lector y le haga pensar “¡Me encanta porque esto no lo había leído nunca!”, pero dicha búsqueda por ofrecer algo nuevo puede convertirse en una obsesión que les hace olvidar algo: los tropos funcionan.

Así es, funcionan. O, mejor dicho, lo hacen si se aplican en su justa medida. Si lo piensas, una gran mayoría de historias que conoces tienen una estructura similar. Por ponerte un ejemplo, Luke Skywalker y Harry Potter podría parecer que no tienen nada en común a priori, siendo de lugares tan distintos. Y sin embargo: ambos son huérfanos y son criados por sus tíos, ambos son elegidos y esconden dentro de ellos un poder excepcional. Y un largo etcétera.

¿Es esto algo malo? evidentemente no, simplemente ambas historias tienen una estructura basada en lo que se conoce como el Camino del Héroe. Y como ves, ambas obras han tenido un éxito que solo puede calificarse como el más absoluto sobresaliente.

  • Alejarse un poquito, pero no mucho

Y es que por mucho que haya historias que tengan aspectos que sean similares, como personajes que han sido Elegidos y demás, esto es así porque en el fondo nos gusta. Nos atrae lo que conocemos, y simplemente nos apetece que lo siguiente que leamos nos aleje un poquito más de ese lugar que llamamos casa, donde guardamos todas aquellas historias que ya hemos leído.

Y creemos que tal es la clave, alejarse simplemente un poquito. Porque si te alejas mucho es posible que no encuentres el camino de vuelta a casa, de hecho, cuando hacemos reseñas en Kmeleono nos damos cuenta a veces de que un escritor ha querido salirse demasiado de la fórmula establecida. Ha crecido ofrecer algo nuevo, y en muchos casos está bien (y obviamente uno es libre de escribir como y sobre lo que quiera), pero también existen algunas veces que hemos notado que el giro que se le ha querido ofrecer a la trama es simplemente chirriante, muy forzado, simplemente por tratar de no caer en un cliché. o tropo literario que irónicamente era idóneo para la trama.

Y del mismo modo, no son pocas las veces que hemos leído en rincones de la literatura a autores pidiendo ayuda para que su historia no cayera en uno de estos tropos. Además, por si fuera poco, existen tantos clichés literarios a estas alturas que querer evitarlos todos hace que sea prácticamente imposible escribir sobre algo.

¿Tú qué opinas? ¿te molestan los tropos o por el contrario te gusta leer historias que tienen elementos en común y crees que eso es lo que define un género?

One thought on “¿Qué son los tropos y por qué no son tan malos como los pintan?

  • el 5 abril, 2021 a las 8:29 am
    Permalink

    Me parece que en su justa medida, los tropos bien tripulados son trineos deslizándose en la nieve.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *