Una conspiración sueca (We Got This) (2020), creada por Eklund, Musarra y Gil – Crítica Serie TV

Por Jaime Fa de Lucas.

George English es un hombre estadounidense que vive en Suecia y se dedica a dirigir anuncios de televisión. Tras su despido, descubre que está hasta el cuello de deudas y tiene que buscar la manera de pagarlas. Una coincidencia le lleva a estar en el lugar equivocado en el momento equivocado, pero esto le abre una nueva puerta que promete una buena suma de dinero. Así es como nacen sus intentos de resolver «una conspiración sueca» relacionada con el asesinato del primer ministro del país, Olof Palme, en 1986.

Si algo se puede decir de esta serie es que transmite frescura por todos los costados. Los personajes son interesantes, la conspiración es estimulante, la fotografía y el montaje son competentes y además cuenta con una banda sonora excelente. Sus peculiaridades están perfectamente calibradas para satisfacer a los amantes de lo extravagante pero sin sacrificar accesibilidad. Es un entretenimiento dinámico y ligero que no pierde fuerza en ningún momento.

Lo que sí pierde es credibilidad, ya que la trama presenta algunas inverosimilitudes que son difíciles de ignorar. La inverosimilitud más preocupante –con spoiler–: ¿más de 30 años después del crimen, el misterioso coche de policía aparece fácilmente en un desguace y el arma homicida está claramente visible en el maletero? Esto es preocupante porque algo que es prácticamente imposible sirve de motor para la trama. Desde esa revelación, el visionado pierde seriedad y uno sólo puede dejarse entretener sin pensar demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *