Pobre parodia de un gran musical

Horacio Otheguy Riveira.

Lavar, marcar y enterrar. El musical es un espectáculo donde se intenta parodiar al maestro Stephen Sondheim, recientemente fallecido, y su fabulosa versión musical de crímenes reales, Sweeney Todd (dos veces representado en España con dirección de Mario Gas, y rodando por el mundo una película de Tim Burton), pero al margen de este hecho, que el público no tiene por qué conocer, lo que se exhibe resulta poco más que un primer ensayo en el que se ponen en práctica escenas y canciones de muy poco calado, tanto en el humor como en lo propiamente musical.

Eso sí, tiene un componente de gran vulgaridad que da vergüenza ajena. De hecho, los propios intérpretes dicen que el show es cutre, cuando no «un musical de los malos», si no lo dicen directamente lo sugieren, lo cual habla a su favor, pues tiene su aquel que la producción juegue con un reírse del género y de ellos mismos. En todo caso dejan muy claro que se trata de una juerga muy peculiar, que puede hacer las delicias de los amantes de lo escatológico con el premio de que esta vez al «mear y cagar» se le rinde homenaje cantado, lo mismo que hay estridente mofa de los dúos románticos con un toque trans y su consiguiente aria de «chupar o penetrar» son cosa baladí, que no pasa nada, que la infidelidad es tontería: todo al servicio de una broma alargada bastante mal musicada, con un sonido a ratos estrepitoso, interpretado por un grupo de profesionales que lo dan todo y gran parte de ese todo está bien recubierto de talento. Sin embargo, es tan grande la acumulación de vulgaridades sin filtro que su esfuerzo se queda en buenas voces para poco o nada, cuando no mera sucesión de gritos, según lo dirija el técnico de sonido —cuyo trabajo, sin duda, es mejorable—.

No estaría nada mal una parodia bien elaborada del maestro Sondheim, con sus truculencias graciosamente cantadas, pero para eso hay que ponerse a su altura, de manera que libreto, música, dirección musical… todas esas cosas imprescindibles se elaboren en profundidad. Ya se sabe que solo se puede parodiar bien aquello que se ama (dixit Mel Brooks, autor de una gran caricatura de los musicales estándar en Los productores).

A este Lavar, marcar y enterrar. El musical (por otra parte versión de una comedia sin canciones representada con éxito en este teatro) se le ven las costuras de un traje sin terminar al que le queda mucho por trabajar. Todos son profesionales aplaudidos en muchas otras lides que merecen estar en una creación a su altura.

Tras su paso por el Teatro Lara como obra de texto, con más de 20000 espectadores y 6 años en cartel, el espectáculo renace como un musical loco y completamente renovado con la incorporación de nuevos personajes, nuevo formato y un ritmo trepidante apoyado en temas originales.

Lavar, Marcar y Enterrar, el musical, es una comedia disparatada donde secadores de pelo, cuchillas de afeitar, cadáveres y mucha estupidez, se dan de la mano para organizar un secuestro con aroma a desastre. ¿Pueden unas paredes esconder melodías de tu pasado? ¿Podrás construir tu futuro cometiendo un delito? La peluquería Cortacabeza es el núcleo dónde 4 disparatados personajes y 3 sorpresas inesperadas, se dan cita para redefinir sus vidas, y decidir quizá, si todo va mejor cuando pruebas a ser peor. [La Producción]

Intérpretes: Inma Cuevas, Jacinto Bobo, Eva María Cortés, Sara Navacerrada, Sergio Campoy, Alberto Sánchez-Diezma, Antonio Villa

CEO-Productor: Maximiliano Martínez
Productora: showprimeproducciones
Libreto, Música y Dirección: José Masegosa
Obra original de teatro: Juanma Pina
Dirección Musical: josemasegosaleon
Dirección Coral: Borja Arias
Producción Musical: José Masegosa y Emilio Esteban
Diseño de Iluminación: Juanjo Llorens
Escenografía: David Pizarro
Diseño de vestuario: María Arévalo
Utilería: Roberto del Campo
Coreografía: Alberto Sánchez-Diezma
Dirección creativa: Angel Viejo
Audiovisuales: El Espacio Digital

TEATRO LARA

One thought on “Pobre parodia de un gran musical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *