‘Los mitos del viaje’, de Patricia Almárcegui

‘Los mitos del viaje’

Patricia Almárcegui

Fórcola

Madrid, 2019

290 páginas

 

El viaje constituye desde la Antigüedad una de las formas preferidas para la representación de los seres humanos. Desplazarse y conocer nuevos lugares y habitantes es una de las necesidades de la historia. El viaje es una forma de la cultura y describe la mentalidad y la sociedad de hombres y mujeres. Imposible resulta pensar una cultura sin él y sin el encuentro con otros y otras. Y, si bien pasa por diversas experiencias y representaciones, a la hora de analizarlo hay que fijarse especialmente en su prueba más prolífica hasta el momento: la literatura. El relato de viaje es una forma excelente para estudiar los intercambios entre las ciencias pues recoge en sí mismo una prueba estética, documental y testimonial.

Este ensayo pretende avanzar en el estudio de la estética y la cultura del viaje. No tiene voluntad exhaustiva ni compendiadora y querría servir para fijar con más atención la mirada en los relatos de viaje (infinitos quedan por encontrar y describir) y en las representaciones que hacen del viaje su tema y objeto. Recoge mis investigaciones sobre el viaje que he llevado a cabo en la última década, y que arrancan de la etapa final de mi Tesis de Doctorado. Leí, entonces, los títulos de una bibliografía sobre el viaje donde no me pareció encontrar el libro/manual que pensaba (o deseaba) que tenía que haberse publicado sobre el tema. Así, en 2013, publiqué el ensayo El sentido del viaje, que recibió el segundo premio de Ensayo Fray Luis de León, cuyos capítulos 1 y 2 aparecen aquí con los títulos de Imaginar y pensar el viaje y Escribir el viaje. Intentos incompletos de identificar los elementos que organizan el viaje y también la literatura que genera, a partir del análisis de unos sesenta libros. La nómina es extensa y recoge categorías como el desplazamiento, la memoria, el movimiento, la alteridad, la verdad, etc., que necesitan, si no lo tienen ya, un estudio de cada una en solitario. Seguía El sentido del viaje con la aplicación de los estudios en tres viajeros que he ampliado con varias investigaciones más y tratan temas como la autoridad que adquiere finalmente el libro de viajes; el cambio de mirada del viajero antiguo al moderno; la legitimación de la observación; la tensión entre los deseos y la voluntad del viajero; los objetivos del escritor viajero y la escritura como viaje.

(Extracto del prólogo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *