Te estaré mirando

Es imposible recuperar el tiempo perdido, lo mismo que saber qué hubiese pasado entre los dos si todo se hubiese desarrollado con normalidad. Por eso, para  no volverse loco y poner en orden sus pensamientos y emociones, Daniel decide escribirle a Elena una larga carta.

Leer más