A favor de la luz

Cuando uno tiene la anatomía llena de grietas, o deja que broten allí las flores o que pase la luz.

Este es el libro testimonial, vital, de viaje como realidad y metáfora, que más elogios ha recibido. Enhorabuena a nuestro colaborador, Ricardo Martínez Llorca, por desnudarse sin caer en la pornografía sentimental.

Es un libro honesto y valiente (Luis Fernando Moreno Claros, Babelia)

Mientras tanto, el autor juega con el presente, la situación que lleva al narrador a afrontar este texto, esta carta de despedida, donde se desgrana la lucha por sobrevivir. Poco a poco se van imponiendo los diferentes relatos de viajes y montaña hasta centrarse en los más importantes episodios de su vida de aventuras. Esta nueva obra tiene un altísimo nivel literario. (Pilar Martínez, Culturamas)

Esta es la clase de obra que nos hace más humanos, porque nos da a conocer el dolor de otros. Es dura, hermosa, reveladora. Valiente: el autor llora el desamparo familiar. Y aunque con solo 50 años dice haber renunciado al éxito literario, Luz en las grietas debería alcanzar a muchos miles de lectores. (Román Piña, Revista de letras)

Leer este talento de las letras, Ricardo Martínez Llorca, brillante y creativo (Wishars, la web de arte)

Es un relato  especial, escrito a corazón abierto, por eso va más allá de las confidencias de un gran escritor y también un  gran amante de la montaña y los espacios abiertos. La vida siempre anda discreta en las grietas, en los pliegues de las cosas aparentemente importantes. Cuando se mira atrás, cuando el temor impide mirar hacia un futuro desdibujado, es cuando encontramos el valor de los recuerdos, y las emociones  que el tiempo superpone como las hojas pródigas del otoño. A veces la vida está hecha de pequeños instantes que nos traen la plenitud gracias a las cosas y las personas que amamos. Todo forma parte de la aventura de vivir. (Pilar Rubio Remiro, crítica literaria)

“El libro tiene palabras que viajan de la sombra hacia la luz para sumergirnos en el interior de su protagonista dejándonos hacer un recorrido vital doloroso, hermoso, aventurero”. (Pati Blasco, escritora y escaladora)

No soy de desear nunca el mal a nadie, pero tengo que reconocer que algunas veces he agradecido ciertos males que han sufrido escritores a lo largo de sus vidas porque gracias a estos han salido libros geniales. Eso me ha pasado con este libro: ‘Luz en las grietas’, de Ricardo Martinez Llorca. (Víctor González Molero, crítico literario)

Es realmente hermoso (Jesús del Campo, escritor)

Luz En Las Grietas, ha sido una experiencia sobrecogedora. Ha sido una lectura especial, con sobresaltos, pero, sobre todo, para mi muy enriquecedora y especial. No podía imaginar que este libro me haría descubrir y disfrutar de un narrador ejemplar. Cuando coges este libro, no puedes ni intuir lo que te vas a encontrar, y a cada hoja que pasas más trabajo te cuesta cerrar. Saber quién hay detrás de cada línea o palabra de este libro, a través de esta narración, te hace conocer la fuerza natural de Ricardo Martinez Llorca a través de sus, viajes, vivencias, escaladas, montañas y sobre todo su vida llena de grietas… llenas de luz. (Noel González, alpinista)

Aún no os habíamos recomendado el libro de Ricardo Martínez Llorca, lo hemos leído, paladeado, sufrido…LITERATURA con mayúsculas. Creemos que ni el propio Ricardo sabe el inmenso talento que tiene para la escritura.
Por favor no se lo pierdan (Charo Ruano, escritora)

Me ha hecho sentir, más que cualquier compasión, orgullo. (Juan Luis Conde, escritor)

Lo pierde, como tantas otras cosas, y lo cuenta con un baile excelso de oraciones que van y que vienen, que se alargan como laberintos borgianos y se reducen aforísticamente. Del aforismo al flujo de conciencia, de la sentencia a la oración. Y todo regido por unas leyes poéticas que convierten al relato en el solo de violín que busca ser Martínez Llorca en la vida. (Víctor G. Molero, Todoliteratura)

Igual que las palabras, cuando nacen, crean el silencio de la confusión, la memoria es un manto de niebla sobre el reflejo de nuestras vidas. Ricardo grita suavemente mientras pinta a trazos de un pincel de agujas las curvas de su vida. Que como las piedras de un pueblo abandonado de la sierra se resisten a las dentelladas del viento del puerto y los arañazos eternos de la hiedra. Pero el destino no es un sueño y es el que nos llama por el nombre cuando estamos solos en el rellano de la escalera. El autor es de aquellos hombres valientes que se visten día a día con la hoja del calendario para llevarse la vida puesta. De aquellos humildes y generosos que nos regalan su corazón desnudo en tinta. “Luz en las grietas” es el viaje de un valiente, de uno de aquellos que encuentra un rayo de luna en el fondo de una callejuela una noche de tormenta. Un viaje por la vida a través de las montañas, de los libros, de la música, de las emociones. No diría que es un libro de viajes sino un libro de vida. (Jordi Tosas, guía alpino)

Uno de los destinos que no quise, pese haber tenido como asturiano la tentación tan cerca, fue el de ser alpinista. No quise y no fue por no quererlo mucho: demasiada era la luz que me proponía la mano en el vértigo donde nacía, imposible, una flor nacida entre las rocas. Hoy me llega «Luz entre las grietas», de Ricardo Martínez Llorca, y lo leo conmovido en mi cabaña. Otros están arriba, desde donde se ve el fin del mundo: en mis dedos, sin embargo, está el paso difícil, la geografía mínima del tacto; de pastor, persiguiendo la cabra de la luna, mis pasos sobre la tierra. (Xuan Bello, escritor)

Con la duda del mañana, pero con la responsabilidad y la necesidad de ser contada, Martínez Llorca logra tejer un texto intenso y muy emotivo. Con una notable prosa, con un pulso directo pese a sentir cerca una posible despedida, y con el deseo de seguir soñando con la vida, Luz en las grietas conmoverá al lector que se deje llevar por las emociones, por el sentido de la amistad, por la soledad. (R.G., Másjerez)

Frente al acoso escolar y la defensa del débil, que le supondrá un derribo tras otro, Martínez Llorca nos abre una ventana en cuanto entra en la pasión. La vida sin pasión es menos vida. Y en su caso, tras una infancia forzosamente contemplativa, conoce el verdadero amor en la amistad al aire libre, en los grandes viajes que protagoniza, hasta que se rompe en uno de los episodios que da más temor leer, o en la montaña, donde perdió la vida su mejor hermano y sobrevive a situaciones límite. (Teresa Rivas, Quimera)

Y así continuamos luchando, “siempre en derrota, nunca en doma”. Porque la vida es lo único que tenemos, lo único que nos queda. (Koldo CF, Un libro al día)

Olvidamos en la mayoría de ocasiones en las que cogemos un libro que el que ha hilvanado esas líneas es alguien y no algo, pensamos que con poner la atención al producto ya bastará sin dejar ningún momento nuestro al artesano. Pues bien, si eso es lo que solemos hacer, con Luz en las grietas no nos quedará opción porque producto y productor se funden en un mismo relato. El relato es el relator, el cuento es el cuentista, lo escrito es el escritor. (V.G., Libres de lectura)

Acabo de terminar Luz en las grietas y ahora ya sé que no habrá una sola página que me ofrezca aunque sea una pequeña tregua, sino que todas y cada una de ellas no harán más que enfrentarme a verdades dolorosas. Sé que he alcanzado las últimas palabras, las últimas letras, casi con la lengua fuera, sin poder sobreponerme del todo a la profunda impresión que supone su lectura y de la que no es fácil recuperarse. (Jokin Azketa, La línea del horizonte)

El libro es estupendo. El autor, además, deja algunas frases en distintas páginas, que nos invitan a reflexionar tal y como lo hace él. Es por ello por lo que el libro necesita un momento de tranquilidad, un lugar en el que leer con sosiego. (Gabriel Ramírez, El Correo de Andalucía)

Una historia de superación que dura toda una vida dónde el protagonista se arriesga a vivir para superar sus miedos conmocionando al lector constantemente. (Nonstopes)

Porque Luz en las grietas es un canto a la vida. (Alberto Piernas, Actualidad literatura)

Gracias por obsequiarnos con esa “desnuda” confesión que es “Luz en las grietas”. La leí y no fui capaz de nada más. Ni un comentario en RRSS, ni decir que la había leído. He necesitado tiempo para “entenderte” y para digerir todo lo que transciende de esas 171 páginas. (J.J.D.L.)

 

 

“Una podría llegar a pensar que el oficio de escritor consiste en no 

correr riesgos innecesarios. Pero con este libro creo que los has 

corrido todos. Supongo que es esa alma de montañero que llevas dentro y 

que tanto me cuesta entender, pero no has dejado precipicio sin 

explorar, ni ha habido abismo al que no te asomaras… y eso es mucho 

para un hombre que elige el gesto de levantar el pie para no pisar una 

hormiga.” (M.C.L.)

Es un relato  especial, escrito a corazón abierto, por eso va más allá de las confidencias de un gran escritor y también un  gran amante de la montaña y los espacios abiertos. La vida siempre anda discreta en las grietas, en los pliegues de las cosas aparentemente importantes. Cuando se mira atrás, cuando el temor impide mirar hacia un futuro desdibujado, es cuando encontramos el valor de los recuerdos, y las emociones  que el tiempo superpone como las hojas pródigas del otoño. A veces la vida está hecha de pequeños instantes que nos traen la plenitud gracias a las cosas y las personas que amamos. Todo forma parte de la aventura de vivir. (Pilar Rubio Remiro)

Gracias por obsequiarnos con esa “desnuda” confesión que es “Luz en las grietas”. La leí y no fui capaz de nada más. Ni un comentario en RRSS, ni decir que la había leído. He necesitado tiempo para “entenderte” y para digerir todo lo que transciende de esas 171 páginas. J. D. L.

Poca gente, salvo los de mi círculo familiar más cercano, saben los problemas de salud que he padecido y que por ahí andan, agazapados esperando que me descuide un poco para saltar y condenar mi futuro..
Este libro es muy duro, es una lectura dura para quien ha padecido alguna dolencia grave que le ha condicionado la vida.. Yo comparto con el protagonista una enfermedad de esas que marcan una etapa de la vida tan importante, la juventud. Como el protagonista decidí que no iba a resignarme a ver como otros vivían su vida. Yo quise vivir la mía y con altibajos y mucha dedicación ahí andamos, haciendo cosillas…
Un libro que me ha provocado dolor pero que nada más acabar voy a releer, a coger un lápiz y a subrayar. Un libro que guardaré en un lugar muy visible de la librería, a mano para futuras lecturas.

(Julio Gómez, Montañero)

 

Luz en las grietas

Ricardo Martínez Llorca @rimllorca

Desnivel

Madrid, 2016

176 páginas

http://tanaltoelsilencio.blogspot.com.es/

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

119 respuestas a A favor de la luz

  1. Pingback: En islas extremas, Salvaje, Los gansos de las nieves, Las viejas sendas | Culturamas, la revista de información cultural

  2. Pingback: Trazos en falso | Culturamas, la revista de información cultural

  3. Pingback: Los dieciséis árboles del Somme | Culturamas, la revista de información cultural

  4. Pingback: ‘Otoño americano’, de Marc Bassets | Culturamas, la revista de información cultural

  5. Pingback: Bosque | Culturamas, la revista de información cultural

  6. Pingback: Memorias de abajo | Culturamas, la revista de información cultural

  7. Pingback: ‘Summits of my Life’ de Kilian Jornet | Culturamas, la revista de información cultural

  8. Pingback: ‘Los dieciséis árboles del Somme’, de Lars Mytting | Culturamas, la revista de información cultural

  9. Pingback: Del éxodo y el viento | Culturamas, la revista de información cultural

  10. Pingback: Vidas a la intemperie | Culturamas, la revista de información cultural

  11. Pingback: Habitaciones con monstruos | Culturamas, la revista de información cultural

  12. Pingback: ‘Los gansos de las nieves’, de William Fiennes | Culturamas, la revista de información cultural

  13. Pingback: ‘Everest, porque está ahí’, Premio Desnivel 2017 | Culturamas, la revista de información cultural

  14. Pingback: Las tres mejores revistas de ‘Viajes y Libros’ | Culturamas, la revista de información cultural

  15. Pingback: ‘En islas extremas’, de Amy Liptrot | Culturamas, la revista de información cultural

  16. Pingback: El abismo verde | Culturamas, la revista de información cultural

  17. Pingback: Lawrence de Arabia. La corona de arena | Culturamas, la revista de información cultural

  18. Pingback: ‘Habitaciones con monstruos’, de Ángeles Sánchez Portero | Culturamas, la revista de información cultural

  19. Pingback: Cuando es de noche | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *